jueves, 16 de febrero de 2012

Nuevo blog

Uff, !cuánto tiempo sin pasar por aquí!

Me he cambiado a esta nueva dirección:


Besos.

viernes, 16 de abril de 2010

Bye bye, baby, bye bye*

I got it.
Didn't I?
You said you'd stay.
Then, you leaved.

I still want you.
Funny, ain't me?
Cannot prove it though.
Now as then, for you it's not enough.

Well then. Just go.
Would you?
I'll keep my love.
And I'll move on.

Actually, it's allright.
Cause I can still smile.
And I met someone the other night
who mysteriously could smile me back.

Can it really be?
Have I left you here?
I do want to.
I do think so.

I'm just fine.
So.
Honey,
goodbye.


* Oh, Janis Joplin.

pd. me siento como la primera vez que fui sola en bicicleta, me aguanto pobremente y no puedo llegar muy lejos.
pd de la pd. hay que probar cosas nuevas.

martes, 13 de abril de 2010

No hay tregua

Me despierto a medianoche si te sueño.
Húmeda
de lágrimas, de sudor y de deseo.
Y hasta la siguiente luna no duermo.

Se me cierra el estómago si te pienso.
Se anuda
a un vacío profundo como un poseso.
Por tu culpa, ya ni comer puedo.

Me falta el aire, me ahogo, si por azar te veo.
Desnuda
ante tus ojos me encuentro
y se me antoja cuestión de vida o muerte un simple [beso.

Ya lo ves, hace tiempo que ni vivo ni muero.
Pero escucha:
ni te quiero ni te quiero,
aunque ante tí me traicione el cuerpo.

Solo hay una forma de resolver este entuerto.
Más claro, el agua.
Me lo debes por tenerme, sin mi consentimiento,
sin amarte siquiera, en este infierno.

Propongo que busquemos entre las sábanas el remedio.
Descuida.
Lo que no arreglan ni las palabras ni el tiempo,
te digo yo que lo arreglará el sexo.

Y más te vale jugar limpio,
por que como me digas 'te quiero'
lo mismo en un arrebato me vengo
y a sangre fría te lo devuelvo.

martes, 16 de febrero de 2010

Good night my darling

Quedamos esta noche,
si te parece bien,
en el último sueño
de los que voy a tener.

Así me despertaré
con mariposas en los labios
y mientras tome el primer café
creeré real lo que falso fue.

Sobre todo,
no llegues tarde,
porque despiertos
no nos podremos ver.

No dices nada.
Lo tomaré como un sí.
Hasta pronto.
No te olvides de mí.

domingo, 14 de febrero de 2010

El amante dogmático

Voy a besarte los párpados,
lamerte la entrepierna
y estrujarte entre mis brazos.
Aunque me digas que no.

Voy a quererte,
puede que incluso te ame.
Te cantaré nanas aún cuando no estés.
Aunque me digas que no.

Voy a encontrarte
en todos los poemas de amor,
los que se han escrito y los que no.
Aunque sigas negándote a perder la razón.

Voy a escucharte cuando no hables,
y a hacerte sonreír cuando quieras llorar.
Hasta que te hartes y me digas que te deje en paz.
Pero, aunque me lo pidas, no te pediré perdón.

No es culpa mía.
Yo no quería.
Puede que te haya incomodado unos minutos,
pero fíjate: "tú me has robado el corazón".
¿Soy yo acaso el sujeto que realiza la acción?

Si no me quieres a tu lado,
te querré en cualquier otra parte,
hasta que el que se harte sea yo.

miércoles, 27 de enero de 2010

Desvarios rutinarios


" ¿Te acuerdas de aquel punto de libro de flores secas?

Acaba de caerse al suelo. No, no lo he visto de cerca, pero sé que es el punto de libro. En realidad, no importa si lo es o no. El caso es que me pregunto si te acuerdas. Y eso me trae a la cabeza el día en que fuimos al parque. Preguntaste cómo podía algo tan frágil como una flor mantener altos sus pétalos tras semejante lluvia. ¿Te acuerdas? A pesar de todo, sé que te gusta que llueva...

¡Cómo aquella excursión nocturna en que pisamos todos los sucios charcos de las aceras! Me caí, pero me dio igual. Ya estabas tú para levantarme. ¡Y aquel beso a escondidas entre dos cortinas!, ¿lo recuerdas? O la noche de invierno en que nos tiramos al mar. Cuando saliste te castañeteaban los dientes y no se te entendía al hablar... Me hiciste sonreír. Y por eso me pregunto... ¿Recuerdas todo eso?

Yo, sí. Mucho.

Sé que no me vas a contestar. Lo sé porque me acuerdo de como eras y de todo lo demás. Aunque por un momento haya olvidado...

Había olvidado que ya no estás."


sábado, 23 de enero de 2010

Ensoñación de media tarde

Paso las horas dilatando minutos,
estrechando segundos
entre susurros,
mordiendo uñas y labios,
sangrando aire
de cada exhalación,
de cada latido
de cada canción.
Ritmo,
instigador.

Retuerce mis entrañas ahora
que están al descubierto.
Cuéntame estrellas,
léeme sueños,
suéñame a gritos.
Ámame noches,
ódiame dias.
Te recordaré durante años,
en vidas que durarán suspiros.
A ratos.