lunes, 23 de noviembre de 2009

La luz oscura

Pienso en la infinitud,
en la tragedia.
Y me viene a la cabeza
aquella luz,
la de encima de tu cama.

Ni tú recuerdas
tus propios ojos
cuando ésta menguaba.
En la oscuridad,
como brillaban.

Cerrados
los párpados del deseo,
los caminos errados,
las palabras sucias,
se quedan en el pasado.

6 comentarios:

  1. Sobre mi blog: por ahora le siguen gustando las fresas y espero que no se pase a otras frutas. =)

    Sobre el tuyo: Me ha gustado esta entrada, como brillaban los ojos en la oscuridad. Perfecto.

    Pero no entiendo el final, se quedan en el pasado los "párpados del deseo cerrados", es decir, se acaba el deseo?

    Siento haberme puesto analítica!
    Te leeré más a menudo =)

    ResponderEliminar
  2. Sí,
    se fue el deseo y con él lo que seguía a esa palabra...
    :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta todo lo que escribes Sara!!

    Esos versos son mágicos, preciosos..

    Perdona por no comentarte en las entradas anteriores, estuve muy liada!!

    besoss

    sara

    ResponderEliminar
  4. Hola flor ¡
    estas de suerte ....es tu momento
    ahora en invierno
    florecen los bellisimos "Pensamientos"
    Abonate bien ¡¡

    ResponderEliminar
  5. Que intensos tus besos...

    PD: El café me gustafrío... :o)

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Bonito. Con un paradoja como la de la luz oscura describes la pasión de forma delicada y sensual. La música de Amelie contribuye a darle delicadeza pero no sensualidad.
    PS: ¡yo también voy liado y tengo menos tiempo pero lo leeré todo estas fiestas!

    ResponderEliminar