jueves, 19 de noviembre de 2009

Pensamiento vagabundo



Siento nostalgia, tristeza. Busco y no encuentro. Y sigo buscando. ¿Pero qué? ¿Cuál es la recompensa por ser paciente un día y otro y otro más? ¿Qué espero? ¿Paz? ¿Felicidad? ¿Se esconde aquello que anhelo en alguno de estos conceptos poco claros?

Si es cierto que siento nostalgia, tristeza por lo que busco y no encuentro, tengo la seguridad de haber sido feliz. Tengo que haberlo sido antes, ya que no puedo echar de menos algo que no conozco. Simplemente, he olvidado el camino que me devolverá a mi destino, que un día fue origen. Sé con certeza que es posible ser feliz, porque yo lo fui y por eso mismo, quiero serlo.

La seguridad de que la felicidad FUE me da esperanza para seguir buscando, me ayuda a ser paciente un día tras otro, me acompaña en la espera. Curiosamente, mi esperanza resulta surgir de la propia nostalgia, pero es mucho más fuerte que ésta.

2 comentarios:

  1. Hola Sara.

    Lo primero, gracias por tu visita y por ser la seguidora cien..jajja

    Me ha encantado este artículo, pues si que va a ser cierto que cuando estamos tristes escribimos mejor...

    Yo también te enlazó y espero pasar más veces por aquí!!

    besoss y miles de abrazos para tí

    sara

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto ¿cómo podéis estar tristes vosotras?

    ResponderEliminar